La lucha contra la delincuencia nos une en los espacios de concertación, donde nuestra sociedad civil organizada alcanza sus aportes para la ejecución de acciones. La participación de la Policía Nacional del Perú, de las organizaciones sociales de base, de los titulares locales de los pliegos estatales y los vecinos hace posible definir nuestros objetivos estratégicos en una gran tarea para garantizar la seguridad de nuestro distrito. Gracias al trabajo de todos, desde el año 2015 Casa Grande ha dejado de ser uno de los distritos más convulsionados en nuestra provincia.

Los índices de criminalidad, sobre todo los referidos a los homicidios calificados, se redujeron considerablemente. Nuestros vecinos perciben que la delincuencia se ha reducido. Claro que hay mucho por hacer aún; por ello, es mayor el énfasis que le damos a este problema que golpea a nuestro país. La tarea y estrategias se traducen en la planificación y elaboración del Plan Distrital de Seguridad Ciudadana.

Nuestra comuna opera acciones de prevención a través de nuestra Gerencia de Desarrollo e Inclusión Social, y el apoyo de la Policía Nacional del Perú. Actualmente, la ciudad capital es monitoreada a través de un sistema de vídeovigilancia, un aporte valioso en la tarea para hacer de nuestro distrito, un lugar donde podamos transitar libremente y sin temores.